Hace unas semanas publicamos la primera parte de la review del modelo de la marca francesa, Wiko, más concretamente el Wiko View 2 Pro. Os comentamos el contenido de la caja, diseño y las prestaciones de este terminal. Ahora toca comentaros lo más detalladamente posible, qué sensaciones y que resultado me ha dado en casi tres semanas de uso como teléfono personal.

Potencia y uso

Si bien ya comentamos que el procesador era ya un poco “pobre”, para lo que se espera de este terminal, el funcionamiento con su sistema Android limpio, es bueno y las aplicaciones abren sin problema y de forma rápida. Pero si que se llega a notar algo de retardo a la hora de abrir alguna aplicación que muestren vídeos, como youtube o por ejemplo la tienda de aplicaciones Google Play, se abre rápido, pero se llega a notar algo de retardo a la hora de mostrarnos las imágenes.

Esto, es algo apreciable cuando lo comparamos con otros terminales de mas potencia, pero es algo que no es “molesto” o algo que sea exagerado.

Evidentemente quien busque un móvil para jugar a juegos muy exigentes, este no sería su terminal a comprar, por lo demás para algún juego ocasional, sin problema. Yo estuve jugando al Real Racing y no daba tirones.

En cuanto al uso, el Wiko View 2 Pro, tiene un tamaño muy compacto y es fácil de llevar. Los materiales se ven de calidad, pero, totalmente recomendable ponerle funda o una carcasa. Tanto la parte trasera como la cámara, pueden sufrir con el paso del tiempo por los roces del uso diario.

Pantalla

La pantalla me ha sorprendido, se ve realmente bien, el brillo es lo suficientemente alto como para ver a plena luz del día, sin problemas. De hecho para situaciones normales de luz, lo bajaba a la mitad, ya que según tengas regulado la temperatura de color, resultaba excesiva.

Esto es otro punto a favor, podremos regular la temperatura de color, graduandola más a nuestro gusto, pudiendo tirar hacia colores fríos, estos blancos azulados, o hacia blancos más amarillentos, algo que hace de forma automática cuando ponemos el modo lectura, que también, podemos graduar nosotros, en cuanto a “cantidad de amarillo” que queramos en modo “lectura”. También tendremos un pequeño led de notificaciones de dos colores.

Si que tengo que decir que el modo de brillo automático, aun que lo regula bastante bien, tarda un poco y es cierto que cuando el cambio de iluminación no es muy alto, le cuesta un poco.

Sonido

El sonido es fuerte y tanto para oír música, como para el timbre de llamadas, es suficiente. En cuanto a la calidad, pues bueno, lo normal en estos dispositivos, pero para escuchar canciones, mejor conectarlo a un altavoz externo que nos de mas calidad.

El tema de la colocación de los altavoces en la parte inferior, le da el mismo problema que a la gran mayoría, si tenemos la costumbre de poner el dedo debajo a modo de agarre, taparemos gran parte del sonido y de la misma manera, si jugamos de manera horizontal, pues taparemos con la mano y dejaremos de oír mucho del sonido del juego.

Desbloqueo y gestos

En este terminal tendremos la opción de desbloquearlo por huella dactilar o facial. La huella funciona bien, pero en alguna ocasión se vuelve un poco “maniático” y debemos colocar de forma muy concreta para que funcione a la primera.

El desbloqueo facial es punto y aparte. En todos los días de uso no falló una sola vez, ni a plena luz del día, ni con poca luz, ni en una habitación completamente a oscuras. Con la luz que emite la pantalla, desbloqueaba sin problemas.

Además desde varios ángulos, tanto verticales como horizontales, poniendo el teléfono algo ladeado. Tuve que realizar pruebas con más gente, para ver si realmente es tan bueno o desbloqueaba a cualquiera, y no fallo. Si lo configuras, rara vez te hará falta la huella dactilar.

También tenemos algún gesto o acción disponibles para alguna función, como encender la pantalla con doble clic, etc.

Cámara

Llegamos a uno de los puntos más importantes o por lo menos que más importancia le damos y uno de los principales factores a la hora de decantarnos por uno u otro modelo.

Diremos que tienen una cámara que cumple y sabiendo en todo momento en que gama nos movemos.

Encontramos varios ajustes, filtros, etc con el que poder “jugar” a la hora de tomar fotografías.

Como en la gran mayoría, en términos generales, en condiciones de buena luz o “normales”, saca buenas fotografías, y donde sorprendió es en fotografías con poca luz o incluso nocturnas, donde a diferencia de otros, consigue mantener esa calidad aceptable que podemos esperar de un gama media.

Pegas, pues si, pero son detalles que se notan al comparar las fotos con un gama alta, evidentemente el precio manda y si algo hace diferenciar hoy en día las gamas de móviles, es en el apartado fotográfico. Calidad de lentes y casi diría, que más, el tratamiento del software sobre la imagen.

Vamos a ver alguna fotografía comparada con un gama alta, no es para quitar merito, si no, bueno, ver la diferencia y poder valorar la importancia o necesidades de cada uno.

En algunas tomas con diferentes zonas de iluminación, vemos que tiene algo menos de definición y menos equilibrio, pero, la calidad está bastante uniforme y podemos decir que el resultado es bastante decente..

También tenemos el modo de desenfoque, tan de moda últimamente. Como vemos los bordes están bastante bien definidos.

 

Vídeo

Podemos grabar vídeo en 1080p a 60 frames, contando con estabilizador de vídeo en ambas cámaras, tanto en la trasera, como la delantera. Bueno, simplemente he probado a grabar un corto ejemplo caminando y si que es cierto que estabiliza pero con un pequeño difuminado de la imagen. Ver los ejemplos y juzgar vosotros mismos, primero sin estabilizar y segundo estabilizado.

Conectividad

En este apartado, el Wiko View 2 Pro se comporta de manera perfecta, en las dos semanas no he tenido problema de cobertura móvil y wifi en ningún momento e incluso en sitios donde con otros móviles el wifi llegaba a desconectarse, éste, conseguía mantenerla.

En cuanto al bluetooth, lo mismo, tanto con auriculares, altavoces o el manos libres del coche, conectaba sin problema en todo momento.

Recordar que disponemos de NFC, para pagos con el móvil.

Resumen

Un móvil muy correcto, con buen funcionamiento en general y que cumplirá con las expectativas de gran parte de usuarios. Sin tener una cámara espectacular, pero equilibrada, con potencia suficiente para tirar de redes sociales, mensajería y algún juego ocasional.

Batería para dos días, aunque aquí, dependerá como siempre, del uso que le demos, de la cobertura con la que estemos, ya que no es lo mismo estar siempre con wifi, que forzar al teléfono a estar buscando redes o cobertura 4G, etc, pero en términos generales, aguanto día y medio, dos días, en la mayoría de jornadas.

Algo en lo que tienen que mejorar es en el apartado de actualizaciones, teniendo Android puro, deberían tener mas al día su sistema, sobre todo en cuanto a parches de seguridad se refiere, teniendo en este momento el de mayo y Android 8.0 en vez de 8.1.

Precio

Pues es aquí donde el Wiko View 2 Pro, encuentra su  principal hándicap, su precio de salida eran 299 euros. pero ya lo podemos encontrar en 249 euros, precio razonable, pero en el que encontramos gran variedad de terminales y donde ya tenemos modelos con procesadores más avanzados y cámaras algo mejor resueltas.

De todas formas, si el diseño os convence y tampoco sois un usuario muy avanzado o de grandes exigencias, adelante, su funcionamiento es más que correcto y no creo que te de ningún problema en cuanto a conectividad.